«Ciencia lugubris o una introducción al fracaso» breve reseña a cargo de Luigi Lanino.

Una introducción al fracaso o, él mismo como introducción ontológica a un devenir pasmado, casi  un péndulo sobre el vacío que oscila como una ampolleta quemada. El autor es un fiel testigo del hastío,  un observateur en un despeñadero de escombros que sumerge la ilusión, descendiendo al metro, al purgatorio, como él mismo vocifera: repetición del tedio y el trabajo.

La piel es lo más profundo; reminiscencias de Valery y, al cortarla, lo que se derrama es el esplendor del fracaso, fracaso cotidiano, fracaso que no es más que un puñado de sinsabores: hundimiento y naufragio en los parpados al despertar. La poesía no es como el razonamiento, una facultad que se ejerce con arreglo a las determinaciones de la voluntad como nos dijo Shelley. Así, ciencia lugubris es el embalse donde descansa el ocaso, el rugido como tótem distendido que se yergue como un balance consustancial frente a una existencia carente de sentido.

Ciencia lugubris podría ser un tratado; silencioso escapulario de que toda filosofía es taedium vitae: poética y filamento estético de Guillermo Enrique Fernández.

 

Luigi Alessandro Lanino.

XXI/VI/XVII

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s