Luigi Lanino escribe sobre «Crónicas del Chakal» de Andrés Torres Meza (Editorial Los Perros Románticos)

*Crónicas del Chakal de Andrés Torres Meza

 Editorial Los Perros Románticos.

**Por Luigi Lanino.

Toda la escritura de Torres Meza, es manoseada por una secuencia  de imágenes, un cumulo de estenopeicas; poética incesante del cotidiano: el gato que cuelga ahorcado en no mataras de Kieslowski, una chorreada de fluidos que dan la muerte o, quisieran dar vida o algo de eso que llaman vida. Todo ese manoseo ruidoso, que trae consigo la angustia, esa angustia que siempre la oímos lloriquear antes de que pensemos en las consecuencias, donde todo se detiene solemnemente, antes de brincar con todos los vicios encima, a la desesperanza.

[Se abre el parpado

Herido / aun no cicatrizado…]

La cotidianidad agazapada en las manecillas de una gran mandíbula; desagüe legañoso de esos pequeñísimos hombrecillos que suben y suben, tan funcionales como cualquier tapa de váter.

El ritual de lo habitual…

Nuevo suicidio de la postmodernidad…

Como dijo un fiel chofer del transantiago, tal vez el que siempre me trae o, nos trae de regreso; estoy claro que los llevo directo a treblinka. Todas esas treblinkas que conforman lo habitual / habitado de una nerviosa otredad.

Los gritos del recién nacido: la cólera escrutando la paciencia, lo vemos azotarlo contra la pared. Pared de donde ansiamos o él ansía el raspado, ese diminuto polvo que desamarra el moño, siameses deformes en el espejo matutino; ella se contempla, un conteo de estrías pero, no hay tiempo, nunca hay tiempo.

Es por él que lo hago dice. La negación del yo, las horas en el SAPU: confesionario hervidero de fracasos, R.R.H.H. departamento de pedantes: la violencia de una entrevista de laburo, pero nadie es apto o quizá sí pero, des pues de un tiempo, cuentas / facturas, al mes siguiente, teléfono / luz / agua: corte en trámite / desalojo.

The only way to kill time is murder y los miles de parpados suicidándose al unísono ante la fría mañana.

Un insulto rasguña el viento, un puñetazo es una oración en la epidermis.

Así, estas crónicas de un chacal consiente y contingente, van divagando a contratiempo la desdicha de una realidad que nos acaricia con manos ácidas y los sabores del fracaso, dulce concilio, delirio de la abstinencia. Larga línea blanca, triple formula de la angustia que el autor aspira como su más estricto cotidiano y al otro lado de la puerta, borracho de tiempo completo esperando algo, sintiendo el tierno devenir del primer golpe, cuanto demora en pudrirse lo que nueve meses estría la guata lo no deseado…

*Presentación del lanzamiento doble llevado a cabo el viernes 21 de abril en Edificio Radicales.

**Luigi Lanino. Nace el tres de enero de mil novecientos ochenta y dos en la ciudad de Iquique y actualmente reside Santiago. Cuenta con estudios en antropología y filosofía. Colaborador del equipo creativo de Ediciones Filacteria. Próximamente publicará su libro TEDIO (La Polla Literaria) y LOS DELIRIOS DE ASMODAEUS (Ediciones Filacteria).

luigi lanino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s